¿Usar sync es de novatos? ¿De vagos? ¿De gente que no ha cuadrado un disco en su vida?¿de gente que se cree “cool” y usa mac?

En mi humilde opinión la tecnología ha ayudado en gran medida a la evolución musical, pero quizás, a la vez, la haya deteriorado. ¿En que aspecto?  Ahora pincha hasta mi abuela en el “casal dels avis”. Se ha perdido la esencia del tocar un plato y provocar una cabalgata digna película de indios, se ha perdido el subir y bajar esa palanquita llamada pitch y sobretodo se ha perdido el oído, hasta tal punto  que incluso se puede llegar a descuadrar con las controladoras y con su, ya famoso ,“botón del pánico” llamado sync.

Seguramente no soy el mas indicado para “criticar” esto, básicamente por dos razones.

Primera, llevo poco tiempo en esto, no soy nadie, y seguramente aún sea un “crío musical” pero pese a eso, creo poder opinar al respecto, ya que gracias a dios he podido ver de todo en estos pocos años.

Segunda razón. Yo uso la controladora (X1), la mayoría de veces no solo la uso para looping, browsing y efx, también la uso para sincronizar y lanzar los temas, y a su vez, realizar las modificaciones pertinentes con su pitch bend (sí, también lo tiene y se puede usar. Funciona).

Es más, apoyo el uso del “sync”, ya que como bien he comentado, soy partidario de la evolución tecnológica, y veo una gran ventaja el hecho de que se puedan sincronizar los tracks, ya que de esta manera, puedes llegar a mezclar 4 pistas, loopearlas y jugar con los efectos por doquier. Es decir, no tener que estar limitado a preocuparse por si el tema “se va” o no …

Lo que no entra en mi cabeza (llamadme limitado de mente) es empezar a pinchar sin tocar un vinilo o cd.  ¿Dónde está la magia de pinchar? ¿Dónde está la dificultad?

Me acuerdo perfectamente del sentimiento que sentí al poner mis dos primeros vinilos en mis akiyama de correa (no había mas dinero y pinchar era bastante mas caro) e intentar “cuadrar” tan solo los bombos. FRUSTRACIÓN, pero a la vez  me invadió un ataque de ira que hizo que me pasara horas y horas, días y días, delante de esos dichosos platos que no paraban quietos hasta el punto de marearme siguiendo la galleta del vinilo. ¿SUPERACIÓN?¿AMBICIÓN? NO!. Eso es AMOR A LA MÚSICA.

Invito a todos los dj’s de “nuevísima generación” (yo soy de “nueva”, así me evito que los “old school master pro” se me tiren al cuello) intenten con sus controladoras cuadrar con el pitch, que quiten del display los bpm y se frustren, que se superen, que amen el sonido y que lloren cuando logren cuadrar su primer disco como un servidor hizo. Luego ya tendremos tiempo de jugar con la controladora.

Mi abuela, como bien os comentaba, también usa traktor.

Isaac Domenek

Contenido relacionado: